Negligencia de contador

Los contadores públicos autorizados (CPA), deben ajustarse a un código profesional al momento en que tengan que realizar las auditorias o cualquier otro tipo de servicio de personas jurídicas o naturales. El incumplimiento de algunas de estas normas es considerado como negligencia profesional.

Esos errores pueden traer como resultado complicaciones financieras innecesarias para el individuo e incluso empresas. Tanto es así que, por un error es posible terminar en sanciones civiles, y hasta penales para un determinado cliente, sobre todo si su contador público autorizado cometió algún tipo de fraude. En el caso de las víctimas, también podrían llegar a tener otras dificultades profesionales o financieras.

Aquellas personas consideradas víctimas de negligencia de CPA, están en todo su derecho de demandar para solicitar una compensación. Este hecho podría ayudarle a recuperar la paga por todos aquellos daños económicos ocasionados por culpa de la mala conducta u errores por parte de su CPA.

¿Qué se considera como negligencia profesional de contador ?

Se conoce como negligencia profesional al incumplimiento de las normas profesionales constituidas o a las normas de conducta. Todo esto representa una manera de negligencia. Comúnmente la ley admite 2 categorías de negligencia profesional de contador, que son las siguientes:

  • Negligencia simple: Es este caso, nos referimos a cuando un contador, que sin intención o sin saberlo se aparta de los principios contables que son generalmente aceptados, o de aquellos de auditoria general aceptados.

  • Negligencia grave: Por otro lado, este tipo de negligencia es cuando un contador incumple a propósito o de forma intencional, las normas, principios o reglamentos estipulados.

Estas negligencias profesionales pueden englobar desde errores simples de procedimientos, hasta casos mucho más complejos de malversación. Los ejemplos más comunes son:

  • Evasión fiscal.

  • Fraude Fiscal.

  • Mal asesoramiento fiscal.

  • Diferentes errores fiscales, que terminan en multas y sanciones tributarias.

  • Falsificación de expedientes o registros.

  • Trabajos incorrectos de facturación. Y mucho más…

En pocas palabras, cualquiera desviación de las prácticas normalmente aceptadas, pueden ser consideradas negligencias profesionales.

¿Qué cosas se tienen que probar para demandar a un CPA?

Una demanda para un caso de negligencia deberá establecer los principios fundamentales de negligencia. Estos son los siguientes.

  • El acusado dispone de una responsabilidad con usted (esto requiere de pruebas que demuestren la relación profesional, entre el demandado y usted).

  • Si el acusado se ha alejado de los estándares profesionales.

  • Los trabajos realizados por el demandado terminaron en daños financieros.

  • Los trabajos realizados por el demandado fueron la razón principal de todos los daños.

Todos estos elementos, pueden ser constituidos con la presentación de pruebas, además de la declaración de testigos.

¿Qué tipo de pruebas se deben presentar en la demanda?

Existen pruebas que se pueden presentar con la finalidad de establecer los sucesos básicos, como por ejemplo, la relación que hay entre el acusado y usted, y que además dejen claro como éste se alejó de los estándares profesionales como contador. Estas pruebas pueden ser, por ejemplo:

  • Contratos o estados de cuenta.

  • Declaraciones de impuestos.

  • Registros de impuestos.

  • Infracciones previas o también infracciones disciplinarias que fueron en contra del contador público autorizado y mostradas ante el departamento de asunto de consumidor.

En ese caso, un abogado que este especializado en situaciones de negligencia de CPA, podrá brindarte la ayuda necesaria, para llevar a cabo tu reclamación.