¿Qué es una negligencia profesional?

La negligencia se define como el descuido y poco cuidado en la conducta de una persona, el cual puede provocar serios daños terceros. La negligencia puede producirse por la falta de cálculos en las consecuencias posibles de la acción realizada. La negligencia es un acto penado por la justicia, independientemente de si es civil o penal. La culpa se otorga debido al descuido de la conducta tomada por el experto para evitar el daño ocasionado.

Igualmente, la negligencia no suele ser visible en muchas ocasiones. Provocar daños psicológicos también es considerado negligencia. Cualquiera que sea el caso de negligencia, suelen causar un profundo daño en las personas afectadas, y por su puesto terribles consecuencias para quien la causo.

Claro, esto no quiere decir que la persona que actúa descuidadamente siempre será consciente de los errores cometidos y aprenderá de ellos para no volver a cometerlos. Por otro lado, cuando la negligencia es constante, podíamos deducir que es intencional, en pocas palabras, es parte de su conducta. Ahora bien, teniendo esto en cuenta veamos ¿Qué es una negligencia profesional?

La negligencia profesional es la carencia de diligencia por parte de una persona profesional al momento de realizar sus labores. El incumplimiento de una conducta o norma por parte de un profesional en su campo laboral, toma su nivel de negligencia cuando el paciente o cliente ha recibido daños y ha sido afectado a causa de un error cometido.

Es común cometer errores, al fin y al cabo somos seres humanos imperfectos, aun así debe tenerse siempre presente que los errores cometidos pueden traer serias consecuencias. Las profesiones que cuentan con más demandas debido a negligencia son:

  • Médicos.

  • Abogados.

  • Albañiles.

  • Asesoría fiscal.

Luego de la década de los 70’, la cantidad de demandas realizadas a los profesionales ha aumentado drásticamente. Gran mayoría de ellas han sido destinadas a los doctores, especialmente a los médicos cirujanos y demás profesionales que realizan operaciones a alto riesgo sin autorización debida del paciente o familiares a cargo.

Tipos de Sanciones para las Negligencias Profesionales

Todo experto es responsable si de su mala praxis proceden prejuicios para aquella persona que contrató sus servicios. Los tipos de sanciones que se obtienen son:

  1. Responsabilidad civil: esta sanción consiste en reparar o arreglar cualquier perjuicio ocasionado a un particular:

    • Irrumpir un secreto profesional.

    • Perjudicar un patrimonio

    • Falsificar un documento personal.

    • Responsabilidad contractual.

  2. sentencias-neligencia-profesional
  3. Responsabilidad penal: con esta sanción se repara el daño producido a la sociedad:

    • Falso testimonio: es cuando se tiene conciencia que la declaración que se proporciona es falsa.

    • Soborno: el dictamen injustificado por una suma de dinero.

    • Denegación de auxilio o desobediencia al tribunal: esto ocurre cuando el profesional se niega rotundamente a dar su declaración.

    • Falsificación de documentos: cuando se falsifica o altera un archivo.

  4. Responsabilidad disciplinaria: éste se aplica cuando el profesional no comparece en el juicio.

    • A los órganos judiciales.

    • Conducta disciplinaria colegial.

    Este tipo de responsabilidad puede ocurrir junto con las 2 primeras como una sanción complementaria; o bien puede ser una responsabilidad autónoma, esto es cuando la conducta que presenta el profesional sin cometer una negligencia penal o civil, quebranta las normas de conducta profesional ante la vista de los tribunales o del organismo profesional al que pertenece.

  5. Responsabilidad laboral: en el campo laboral, es castigada la negligencia profesional al momento de incumplir las normativas de prevención ante posibles riesgos laborales, y no facilitar sus medios para que los trabajadores pueden realizar sus actividades con la seguridad requerida.